Navegación – Mapa del sitio
Breve antología: Jorge Mario Varlotta Levrero y asociados

Lecciones de geometría

Profesor J. Vralchki
Plan | Texto | Cita | Autor

Texto integral

El punto

1Los puntos grandes se diferencian de los pequeños en que estos últimos son más chicos. A simple vuelo imaginativo, sin embargo, no se advierte la diferencia de tamaño. La observación al microscopio no es recomendable porque, para realizarla, es necesario disecar el punto, y así nada puede llegar a conocerse de su aspecto real. Es preferible, entonces, la observación directa, íntima, que se realiza penetrando personalmente en el punto en un instante de distracción de éste, y observando con cuidado y en silencio para no despertar sospechas. Cuando el punto advierte que lo están observando se asusta o se siente incómodo y comprime los músculos abdominales. Esto produce una secreción de adrenalina que puede ser peligrosa para el estudiante, especialmente si aún no ha realizado los grados superiores de la Geometría y desconoce la Geografía, (ver figura 5).

2Una vez establecida mediante esta observación íntima la clase de punto a que pertenece, se le aparta y se le coloca con otros de su misma categoría ; debe tenerse presente que puntos grandes formarán líneas gruesas y puntos pequeños líneas finas. Si el punto no tiene interés en formar ninguna clase de líneas es mejor dejarlo que siga saltando y corriendo en libertad por sus lugares favoritos ; las líneas formadas por puntos retenidos contra su voluntad terminan a la larga por debilitarse y romperse, y ningún estudio geométrico serio puede realizarse sobre una base tan endeble.

3Los puntos duros tienen un alto valor alimenticio, mientras que los blandos, tienen tendencia a provocar diarreas y gastroenteritis ; unos y otros deben, de todos modos, ser hervidos durante por lo menos 20 minutos en agua con aceite y un chorrito de limón o vinagre. Los de color rojo son venenosos, mientras que los blancos son aconsejados en los casos de hemiplejía. Los puntos negros no deben ser comidos en ninguna circunstancia, a pesar de su alto valor alimenticio y sus propiedades terapéuticas.

4En el aspecto sicológico, los puntos son tiernos y escurridizos, alternativamente depresivos o eufóricos ; son profundamente sensuales, apáticos, imaginativos, crueles, sagaces, astutos y, por lo general, con marcadas tendencias paranoides. Los puntos verdes muestran sin excepción un remarcado narcisismo.

5En Geometría, un punto se designa preferentemente mediante una letra mayúscula, como por ejemplo la H. Se dice, entonces, “punto H”, (ver figura 6).

6En los casos de puntos domésticos, que no trasciendan el ámbito familiar, pueden designársele mediante nombres propios : Carlos, Héctor, Ramona, etc., pero sin abusar.

7En Geometría es muy importante expresar limpia y claramente los pensamientos, por lo cual se recomienda no respetar las denominaciones propias de los puntos, y nombrarlos arbitrariamente según nuestra comodidad ; es decir, si tenemos en un plano varios puntos, y dos o más de ellos se llaman “A”, debemos designarlos a nuestra comodidad, A, B, C, etc. : así los profesores y estudiantes de Geometría no tendrán cómo equivocarse.

8Hay puntos poco sociables, ariscos y vagabundos, que no integran ningún grupo familiar ni tampoco colaboran en la formación de líneas, superficies o cuerpos. A estos puntos no es necesario darles ningún nombre, e incluso se recomienda que el estudiante se manetenga bien apartado de ellos para no sufrir las consecuencias de sus pésimos ejemplos.

9EJERCICIOS : 1) Dado un punto A, espiarlo sin que sospeche. 2) Intentar formar una línea fina con puntos grandes, sabiendo que es imposible. 3) Señalar, aparte de los puntos, otras sustancias de valor alimenticio. 4) Dado un punto Q, a quien no conviene por razones estéticas llamarlo por su nombre, póngasele otro nombre que le quede lindo.

10MATERIAL BIBLIOGRÁFICO : El estudiante puede ampliar sus conocimientos acerca del tema en el cuento “Todo en un punto”, de Italo Calvino ; Cosmicómicas, Ed. Minotauro, Bs. As.

Misia Dura N°17, 22 de diciembre 1969
El Dedo Gordo N°2, 1985

Inicio de página

Índice de ilustraciones

URL http://lirico.revues.org/docannexe/image/2318/img-1.jpg
Ficheros image/jpeg, 36k
URL http://lirico.revues.org/docannexe/image/2318/img-2.jpg
Ficheros image/jpeg, 115k
Inicio de página

Para citar este artículo

Referencia electrónica

Profesor J. Vralchki, « Lecciones de geometría  », Cuadernos LIRICO [En línea], 14 | 2016, Puesto en línea el 07 junio 2016, consultado el 24 septiembre 2017. URL : http://lirico.revues.org/2318 ; DOI : 10.4000/lirico.2318

Inicio de página

Derechos de autor

Licencia Creative Commons
Cuadernos LIRICO está distribuido bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Inicio de página