Navegación – Mapa del sitio
Breve antología: Jorge Mario Varlotta Levrero y asociados

Lo peor del consultorio sentimental de Tía Encarnación

Tía Encarnación
Plan | Texto | Cita | Autor

Texto integral

1Estas son algunas de las amorosas respuestas (recortadas de "Misia Dura") que allá por los 70 brindaba Tía Encarnación a las almitas desorientadas. Van como estímulo para que nuestras amables lectoras se animen y le escriban sus angustias, pues Tía Encarnación no solo vive aún, sino que a pesar de arterioesclerosis, sordera, bisagras oxidadas y unos cuantos problemas de carrocería, está más lúcida y atenta que nunca —lo que en verdad no es mucho decir, pero ustedes deben comprender que los profesionales competentes son caros y éstos no son tiempos como para andar tirando la plata.

Cómo conservar al marido

2Querida tía : Siento que voy a perder a mi marido. En realidad soy muy mala con él, me paso discutiendo y además le pego todos los días. El me aguanta con resignación, pero últimamente lo noto más callado y veo que consulta folletos de las agencias de viajes. Tía Encarnación, yo no quisiera perderlo. ¿Cómo puedo hacer para cambiar? ¿Le parece que consulte a un psicoterapeuta ? –ESPOSA UN TANTO SÁDICA.

3RESPUESTA : -M´hijita, me parece que te cargas de culpa tontamente. Eres un modelo de esposa ; no veo para qué quieres cambiar. Si deseas conservar a tu marido, nada mejor que una solución de formol al 5 %. Otro sistema, que me dio gran resultado en mi cuarto matrimonio, es mantenerlo sujeto con grillos empotrados en la pared. Quita, hija mía, la zozobra de tu corazón. En cuanto a eso del psicoterapeuta, no veo qué tiene que ver la carrera espacial con tu problema.

Conflicto íntimo

4Querida Tía : A los tres años de estar casada vengo a descubrir que mi marido no es realmente un hombre, sino una jirafa. A partir de este instante ha sido tan grande la vergüenza que no me animo ni a salir a la calle. ¿Qué puedo hacer ? ESPOSA CONFLICTUADA.

5RESPUESTA : Si tú lo amas, no importa lo que él sea : el amor sabrá vencer todas las barreras. Ahora, si no lo amas, puedes venderlo al zoológico ; creo que las jirafas se pagan bastante bien.

Problemas

6Querida Tía : estoy desesperada ; mi marido me abandonó y además me echaron del empleo ; ya me cortaron la luz y están por desalojarme por no pagar el alquiler ; mis 14 hijos se mueren de hambre. Dígame, Tía, qué puedo hacer. DESESPERADA.

7RESPUESTA : Y yo que sé. Bastante tengo con mis problemas, para que encima me vengan con historias.

Tía Encarnación responde :

8A CABECITA DE ORO : Para cobrar el seguro tenés que hacerlo aparecer como accidente ; pero lo mejor en estos casos es consultar un profesional.

9A HOGAREÑA : Las carpetitas para el comedor podés hacerlas de tela de hilo o granité, del color que más te guste, siempre que sea claro. En lugar de puntilla podés colocarle flecos alrededor. Ahora, te digo que hay que ponerse a hacer carpetitas, hoy en día, mismo.

10A JOVEN BAJITA : No debes deslumbrarte ; dirígete hacia alguien que te brinde un porvenir sólido. Búscate un muchacho trabajador, de buena familia y olvida para siempre el elefante.

11A OJOS PARDOS : No, un embarazo de 14 meses no es normal. Convendría que vieras al médico, aunque a esta altura que querés que te diga.

12A LECTURA ASIDUA : Una buena cachiporra casera se fabrica con un calcetín viejo, relleno de arena o sal fina.

El Huevo N°1, octubre de 1982

Inicio de página

Para citar este artículo

Referencia electrónica

Tía Encarnación, « Lo peor del consultorio sentimental de Tía Encarnación », Cuadernos LIRICO [En línea], 14 | 2016, Puesto en línea el 07 junio 2016, consultado el 25 marzo 2017. URL : http://lirico.revues.org/2306 ; DOI : 10.4000/lirico.2306

Inicio de página

Autor

Tía Encarnación

Artículos del mismo autor

Inicio de página

Derechos de autor

Licencia Creative Commons
Cuadernos LIRICO está distribuido bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Inicio de página